sábado, 29 de marzo de 2014

REPENTINAMENTE

Repentinamente te encontré,
en una tarde silenciosa,
y al verte mi corazón hablaba
chismorreaba palabras
como tambores que golpeaban.

Repentinamente te amé,
al descubrir tus gestos,
al que me llevo hacía el camino
de tu deseosa sonrisa.

Repentinamente te aloje en mi mente,
y no me aleje del abismo de tu voz e ironía.

¿Será que he mirado hacía mi interior
y he observado que tu eres como la luz
que nace como reflejo en mi alma?.

¿Será que eres mi respirar
en la que embarga mi calma?.