miércoles, 3 de agosto de 2016

QUISIERA



Quisiera ser como esa luz que te ilumina,
eterna y soñadora que te guía en el camino de la vida.

Quisiera ser esperanza para tu consuelo
y fundirme en la infinidad de tus pensamientos.

Quisiera ser celeste como la noche que te alumbra
todas las noches con su luna, sonriente y luminosa.

Quisiera sumergirme en tus sueños
y nunca despertar de esta dicha que es infinita.

Quisiera... ¡Ay! ¡Cómo quisiera!
escuchar un suspiro de tus labios,
una amorosa palabra que me despierta el alma.

Y poder conocer de cerca tu presencia
para abrigarme de tu esencia que invoca
los latidos de mi surgido corazón.